Páginas

jueves, 17 de julio de 2014

Pan japonés de leche condensada con cerezas (Japanese Condensed Milk bread with cherries)


Hoy os traigo un rico pan japonés hecho con leche condensada y relleno de mermelada de cerezas casera.El otro día mirando que había de nuevo en los blogs que sigo, me encontré con éste delicioso pan en el blog de Sonia, Nací Lemak Lover , me gusto de inmediato, tiene una pinta deliciosa y se nota que es esponjoso y suave  y así es ^.^ toda una delicia.

Para darle mi toque personal, se me ocurrió que podría quedar bien con un relleno de fruta y que mejor que de cerezas que aun están en temporada.He acertado al 100% han quedado unos panes muy ricos.
Yo particularmente los pongo en un plato los abro  y rocío  con leche condensada, así están espectaculares acompañados de un buen café por la mañana.

Como siempre os deseo un feliz fin de semana y me despido hasta la  próxima  chuchería,muchas gracias por vistarme =)
Besitos!!❤






Ingredientes:

10 unidades o un pan grande

400 gramos de harina de fuerza
30 gramos de leche condensada (yo utilicé La lechera)
240 gramos de leche entera
60 gramos de azúcar                   
6 gramos de levadura seca instantánea (1 sobre si es de la marca Maizena)
40 gramos de mantequilla con sal (en su defecto ponerla sin sal y añadir una pizca de sal)
Huevo batido para pincelar.
Nota: Es muy importante que todos los ingredientes incluyendo la mermelada se encuentren a temperatura ambiente.

Relleno:

Una cucharada de mantequilla a temperatura ambiente
Mermelada de cereza
2 cucharadas de leche condensada 

Para la mermelada necesitaremos:
250 gramos de cerezas deshuesadas y maduras
125 gramos de azúcar
Una cucharada de agua 

Adorno:

Cerezas cortadas en trocitos pequeños
Almendras fileteadas
Azúcar glass

Preparación:

Relleno:

Lo primero que debemos hacer es la mermelada con al menos un día de antelación:

1- Poner en una olla las cerezas, el azúcar y el agua y dejar cocer hasta que las cerezas estén blandas

2- Con una trituradora manual, triturar un poco las cerezas y dejar cocer hasta que se forme una pasta con la densidad de la mermelada. Disponer en un frasco de cristal esterilizado, tapar y reservar en la nevera hasta ser utilizada. (Sale la cantidad suficiente para ésta receta)

Masa:

1- Poner en el bowl de la amasadora todos los ingredientes excepto la mantequilla. Amasar hasta que se vea homogénea.

2- Añadir la mantequilla y seguir amasando hasta obtener una masa suave, brillante y elástica (unos 8 a 10 minutos parando de vez en cuando la masa y sacándola del gancho para que se amase mejor) 

3- Formar una bola y disponer en un recipiente ligeramente engrasado. Dejar reposar en un lugar cálido durante una hora o hasta que duplique su tamaño.

4- Estirar la masa y formar un rectángulo de unos 45 x30 cm. Pincelar con la mantequilla toda la superficie y a continuación repartir la mermelada de cereza por toda la superficie, por último, rociar las dos cucharadas de leche condensada y repartir por toda la superficie.

5- Cortar la masa en cuadraditos de 7.5x 6 cm aproximadamente, no hay que ser exactos.Yo corte 6 tiras iguales a lo largo y 5 a lo ancho.

6- Disponer 5 trozos  en moldes de flan o cupcakes previamente engrasados, cuidando de que la cara de los trozos que quedan pegados a la pared de los moldes estén libres de mermelada.
7- Dejar reposar hasta que dupliquen su tamaño en un lugar cálido.

8- Pincelar con huevo batido (yo lo he omitido porque no lo tenía a mano) y  poner trocitos de cereza y  almendras fileteadas en la superficie. Llevar al horno que deberá estar precalentado a 180 ºC durante unos 15 a 20 minutos (si se doran muy pronto, poner papel aluminio encima para que se cuezan bien por dentro)

9- Dejar enfriar por completo sobre una rejilla antesde desmoldar.

10- Si os quedan algunos para el día siguiente, se pueden poner unos segundos a baja potencia en el microondas y estarán como recién hechos. 







Hasta pronto =)

miércoles, 9 de julio de 2014

Croquetas de pollo (chicken croquette)



Tenía ésta receta guardada hace tiempo, la verdad no recuerdo donde la encontré, pero ahí estaba en una de las miles de cosas pendientes por probar. Éstas croquetas son muy fáciles de hacer y si lo hacéis con las medidas exactas, salen perfectas a la primera.Yo era muy reacia a hacer croquetas porque me parecía que daban muchísimo trabajo, pero nada más lejos, no es para tanto, además podemos hacer más cantidad y congelarlas  y ya nos quedan listas para otra ocasión.

Espero que las prueben, están realmente deliciosas, en casa desaparecieron en una abrir y cerrar de ojos, así que pronto las repetiré.


Un beso para todos y todas y gracias por visitarme ♥





Ingredientes:

De 12 a 14 unidades

1 pechuga de pollo de tamaño medio
3 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla pequeña finamente picada.
Un trocito de puerro cortado finamente (opcional)
5 cucharadas de harina de trigo para todo uso
1 vaso de leche (245 gramos)
Sal y pimienta al gusto
1 pizca de nuez moscada 

Preparación:

1- poner a cocer la pechuga de pollo en abundante  agua con un poco de sal y si prefiere, añada  un trocito de cebolla, puerro y zanahoria (éstas verduras enriquecerán el sabor del pollo).Cocer unos 50 minutos a fuego lento. Escurrir y dejar enfriar.

2- Freír la cebolla y el puerro  con las 3 cucharadas de aceite hasta que se tornen transparentes, incorporar la harina y remover un minuto para que se fría un poco la harina.

3- Añadir la leche(preferiblemente caliente) y remover con rapidez para que no se formen grumos, salpimentar al gusto y añadir una pizca de nuez moscada, remover y retirar del fuego.

4- trocear finamente el pollo e incorporarlo a la masa. Remover hasta que se note que el pollo está bien distribuido en toda la masa.

5- Verter en un recipiente rectangular,tapar y dejar enfriar.

6- Una vez fría la masa, cortar en porciones más o menos iguales.Tomar cada una para darle forma  y rebozar en huevo y pan rallado.

7- Por último, freír en abundante aceite caliente  y poner en papel absorbente para retirar el exceso de aceite







Hasta pronto .....

sábado, 28 de junio de 2014

Torta Larpeira o golosa



La torta Larpeira o Golosa  es un postre muy típico en toda Galicia , como su nombre lo indica,es dulce y melosa, pero no empalagosa.

La he preparado para celebrar la noche de San Juan.Es una noche muy especial  en la que el gran protagonista es el fuego.
Muchos devotos preparan caminos de brasas y caminan descalzos sobre ellos sin sufrir daños, eso dicen, aunque yo creo que más de un@ sale con las plantas de los pies un poco chamuscadas.
El fuego además se utiliza para purificar y para espantar todo lo malo que nos rodea. Muchos son los que escriben en un papel aquello que quieren olvidar y lo queman en la hoguera para librarse de las malas vibraciones.
En definitiva, una noche mágica y llena de un sin fin de  historias y creencias muy diversas.





Este pan es una verdadera delicia, no dejen de probarlo, seguro repetirán varias veces. 

Os deseo como siempre un buen fin de semana y los que ya comienzan sus vacaciones, que lo pasen en grade ,tengan mucha precaución y atención a la carretera, no lo olviden ;-)
Un beso grande ❤







Ingredientes:


Masa:


450 gramos de harina de fuerza

1 huevo mediano

60 gramos de azúcar

140 gramos de leche entera

25 gramos de levadura fresca

70 gramos de mantequilla blanda

50 gramos de licor dulce de anís

1 pizca de sal (1/2 cucharadita más o menos)

Ralladura de media naranja 


Crema: 


350 gramos de leche entera

2 huevos

60 gramos de azúcar

15 gramos de harina de maíz refinada ( Maizena)

½ cucharadita de esencia de vainilla


Almíbar:

25 gramos de agua

25 gramos de licor dulce de anís

50 gramos de azúcar

Además:

Un huevo extra para pincelar y azúcar ligeramente humedecido en licor de anís o agua



Preparación:


En primer lugar, hacer  la crema y el almíbar para que vayan  enfriando.


1- Poner la leche mezclada con la vainilla al fuego y llevar a ebullición. Retirar del fuego unos 10 minutos para que pierda temperatura.


2- Aparte, mezclar bien con unas varillas los dos huevos, el azúcar y la harina de maíz hasta que se vea una mezcla homogénea. Verter esta mezcla en la leche ya entibiada y mezclar bien con las varillas, seguidamente llevar nuevamente al fuego donde se deberá  batir sin parar hasta que espese. Una vez que hierva, remover un par de minutos y retirar del fuego.


3- Tapar la crema y  reservar.


4- Para hacer el almíbar,poner todos los ingredientes en una olla pequeña y dejar que cocer unos 10 minutos a fuego lento.Reservar.


Masa: 


1- Poner en un tazón la leche tibia,1/2  cucharada de azúcar y la levadura desmigada. Remover hasta disolver la levadura y dejar reposar tapada unos 10 minutos.


2- En el bol de la amasadora, poner la harina, el resto de azúcar, la sal, el huevo semibatido, el licor de anís, la piel de naranja y finalmente la levadura .Amasar durante unos 10 minutos hasta obtener una masa suave y brillante que no se pegue al bol ni a las manos (Se puede hacer perfectamente a mano, tan solo habrá que hacer un volcán con la harina e introducir el resto de ingredientes en medio y mezclar hasta obtener la masa y amasar 10 minutos).


3- Formar una bola y disponer en un recipiente ligeramente engrasado. Dejar reposar tapado y en un lugar cálido 40 minutos o hasta de duplique su tamaño(El tiempo dependerá de la temperatura ambiente)


4- Amasar un poco para extraer los gases a la masa y estirar  hasta obtener el tamaño de la bandeja o el que desee, puede ser ovalado o rectangular (en mi caso, he utilizado la misma bandeja que utilizo para la pizza)


 5- Pincelar toda la superficie con huevo batido y a continuación, efectuar unos cortes  en forma de cuadrícula  por la superficie intentando que sean profundos pero sin llegar hasta abajo del todo.


6- Dejar reposar nuevamente unos 60 minutos o hasta que duplique su tamaño.


7- Pincelar nuevamente y  rellenar con la crema por donde se han efectuado los cortes y poner montoncitos de azúcar remojado con anís en los espacios en blanco de la masa. Llevar al horno que deberá estar precalentado a 180ºC durante unos 25 minutos. Verificar si está bien cocida por abajo y en caso de que se dore muy pronto por arriba, poner papel aluminio encima (debe estar en el horno ese tiempo, de lo contrario quedará cruda) 


8- Nada más salir del horno, rociar  toda la superficie con el almíbar que ya teníamos preparado y dejar enfriar antes de consumir. 








 Hasta pronto..........

viernes, 20 de junio de 2014

Milhojas con crema pastelera y manzana




El fin de semana pasado me proponía a hacer unos profiteroles, hice la crema pastelera para dejarla enfriar y a continuación hice la masa de los profiteroles, no sé qué paso, pero no quedo la masa que esperaba y por supuesto al meterlos en el horno fue todo un desastre no crecían ahhhhh que horrorrrrrr.Los peores profiteroles de toda mi vida!!!. Debí poner un ingrediente con el peso equivocado o no sé que sería la verdad. Lo cierto es que no es la primera vez que los hago, la última vez que hice ésta receta, me habían salido fenomenales, pero en fin, no siempre salen las cosas como las planeas....:-/

El caso es que me quedo huerfanita  mi crema pastelera ¡con lo rica que estaba! así que pensé en hacer un hojaldre de esos que venden en  el supermercado y rellenarlo. Por la semana no tengo mucho tiempo así que esa me pareció la mejor opción.

Para que no tuviese solo crema pastelera aproveche un par de manzanitas que había comprado hace unos días y las prepare para poner por encima.

La improvisación ha salido muy rica y lo más seguro es que la repita varias veces, con fresas, cerezas o cualquier fruta de temporada. Una receta rápida y fácil para aquell@s que no tienen mucho tiempo para cocinar.

Espero que les guste y que la prueben
Os deseo como siempre un feliz fin de semana 

Besos ♥







Ingredientes:


Una lámina de hojaldre redonda lista para hornear (en mi caso marca  "La Cocinera")


Crema pastelera:


300 gramos de leche entera

1 huevo mediano

15 gramos de harina de maíz (Maizena)

15 gramos de harina de trigo para todo uso

½ rama de canela

60 gramos de azúcar

Un par de trozos de corteza de limón o lima


Cobertura de manzana:


Una manzana grande o dos pequeñas

Unas gotas de zumo de limón

Una pizca de canela en polvo

Una pizca de sal

2 ó 3 cucharadas de azúcar.


Preparación:


1- Poner al fuego la leche junto con la rama de canela y la piel de limón. Llevar a ebullición, retirar del fuego, colar  y dejar reposar un poco para que pierda temperatura.


2- Aparte en un tazón, mezclar con ayuda de un batidor manual, el azúcar, el huevo, la pizca de sal y por último los dos tipos de harinas. Mezclar hasta que se vea homogéneo.


3- Incorporar la mezcla anterior a la leche ya templada y llevar al fuego bajo sin dejar de remover hasta que espese. Tapar la crema con film de plástico para evitar que se reseque la superficie.


4- Por otra parte poner en una olla la manzana pelada y troceada de forma tosca junto con un par de cucharadas de azúcar. Unas gotas de zumo de limón y una pizca de canela en polvo. Dejar cocer a fuego lento durante unos 10 minutos o hasta que luzca un poco  tierna pero que no se deshaga. Dejar enfriar.   


5- Mientras la crema  y la manzana se enfrían, cortar la lamina de hojaldre en 8 partes iguales y disponer en una bandeja de horno con papel parafinado, pinchar con un tenedor toda la superficie de la masa para que no crezca en exceso y llevar al horno que deberá estar precalentado a 200ºC durante 10 a 15 minutos, hasta que esté dorada la superficie.


6- Cuando todo esté frío, proceder a rellenar y a colocar la manzana en la superficie del hojaldre adornando alrededor con crema pastelera. Esto va un poco al gusto de cada quien.


7- Llevar a la nevera y servirlo frío.





Hasta pronto .......